Saltar al contenido

La pincelada andaluza de John Singer Sargent

Imagen del cuadro Robert Louis Stevenson y su mujer del pintor John Singer Sargent

La Galería Nacional de Arte de Washington expone este otoño una muestra de la obra el pintor norteamericano John Singer Sargent en España, donde viajó a menudo durante su vida, a finales del siglo diecinueve y principios del veinte.

Singer Sargent alcanzó fama en vida por sus cuadros de la alta sociedad británica, alguno incluso con sonada polémica como el que realizó a Virgine Gautreau, su famoso Retrato de Madame X.

Pero su actividad artística fue mucho más allá del retrato y quedó recogida en casi un millar de pinturas y más de dos mil acuarelas, además de dibujos, bocetos y fotografías.

La Galería Nacional de Washington expone entre el 2 de octubre de 2022 y el 3 de enero de 2023 alrededor de 140 de estos trabajos.

Es una amplia selección del conjunto de 225 pinturas, acuarelas, dibujos y fotografías, algunas de ellas nunca vistas con anterioridad, que Singer Sargent hizo en siete visitas distintas a España entre 1879 y 1912, informa el museo.

Montaje con algunas de las acuarelas realizadas por Singer Sargent en España

La huella de Velázquez

La atracción que el pintor estadounidense sintió por España comenzó con su afán por estudiar al detalle la obra de Velázquez, quien se convertiría a la postre en una de sus mayores influencias. Ya en su primera visita en 1879 hizo copias de varias obras del pintor sevillano en el Museo del Prado.

Imagen de la pintura Las hijas de Edward Darley Boit de John Singer Sargent
Las hijas de Edward Darley Boit de John Singer Sargent

Obras como Las hijas de Edward Darley Boit —“que es como un intento de crear unas Meninas modernas” afirma el Museo del Prado en su web—, o el retrato del escritor Robert L. Stevenson y su esposa —que encabeza este artículo— son muestras de ello.

Y un ejemplo palmario de que la relación de un artista con un país determinado no queda reducida a la realidad de ese país que el artista reproduce en sus cuadros o a las amistades y relaciones que establece en él, si no que va más allá, en el caso de Singer Sargent dejándose impregnar por completo de ese espíritu velazqueño tan español como andaluz.

Pero no solo fue Velázquez. También se sintió atraido por la obra de contemporáneos suyos, por ejemplo Mariano Fortuny o Joaquín Sorolla, cuya amistad cultivó, y la de otros intelectuales de la época como Aureliano Beruete o Manuel B. Cossío.

La pincelada andaluza

Era común en todos los viajeros de la época que el sur de España fuese lugar de visita obligada para quien pretendiese conocer el país. Y está bien documentada la presencia de Singer Sargent en Andalucía. Aquí trabajó algunos de los dibujos y bocetos preparatorios de uno de sus óleos más famosos, El Jaleo (1882), así como representaciones de bailaores flamencos y gitanos, entre ellos la popular bailaora almeriense Carmen Doucet, La Carmencita.

También la huella andaluza está reflejada en sus acuarelas de La Alhambra y del Generalife, alguna de ellas, como el Jarrón de las Gacelas, a partir de una fotografía de Jean Laurent.

Además del trabajo artístico de Singer Sargent, el museo estadounidense expone fotografías de sus propios fondos realizadas en aquellos años en España por los fotógrafos Jean Laurent, Rafael Garzón, Casiano Alguacil Blázquez y Joseph Lacoste.

Tú dirás

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.