Carmen Moreno y Elia

Carmen Moreno y Elia

La escritora gaditana Carmen Moreno vuelve a la poesía con “Elia”, un poemario íntimo acerca de la maternidad cuyos versos, destilados con esa sensibilidad propia que regala el amor, están construidos en torno a su primera hija.

En estos tiempos en los que la maternidad forma parte del debate vital cotidiano de más de una generación de españolas, un libro como éste no puede menos que erizar el vello de quien lo lee.

No porque Carmen Moreno idealice el hecho de la maternidad. Para nada es el caso. Elia, además de hija, ha tenido en la escritura de Carmen Moreno la virtud de orientar su conciencia y su mirada, con una perspectiva diferente y nueva, hacia el pasado y hacia el futuro.

La poeta no se esconde, se enfrenta a ello con esa valentía que también da el amor, y escribe desde el presente unos poemas que son a veces una recapitulación vital, a veces un oasis de esperanza para el futuro, siempre incierto.

Y entre ternezas y temores, la poeta también enseña los dientes.

No hay madre, ni padre, a quien le guste que sus hijos repitan sus mismos errores. Ni que se abstenga de ir dejando en el camino mijitas de pan para que los hijos las encuentren, en caso necesario, cuando busquen respuestas o una salida.

Crecer a la par

El poemario y Elia han crecido simultáneamente durante los últimos cuatro años: “No es más que todos los pasitos que ha ido dando Elia y todo lo que me ha ido enseñando”, dijo la autora en el acto de presentación, celebrado el pasado 16 de octubre en el Espacio Fernando Quiñones de Cádiz.

Bajo el siempre agradable siseo de las olas de La Caleta, Moreno convocó a sus amigos, a su familia y a quién quisiera sumarse a esta celebración laica de la poesía para presentar un libro que seria injusto que pasara desapercibido para los amantes del género.

Sus padres, que se cuentan entre los primeros en leer estos poemas sobre su nieta, le habían preguntado ya antes por qué unos versos así para una niña tan pequeña. Los versos son, explicó la autora, para una mujer del futuro, para una adolescente quizá, que se acerque a ellos con la curiosidad y la necesidad de encontrarse a sí misma a través de las palabras de su madre.

Volver a la poesía

Carmen Moreno es autora de un buen puñado de libros, no solo de poesía. En estos días se deja las pestañas en sacar adelante un proyecto editorial llamado “Cazador de ratas”. Son libros de cuidada presentación y que poco a poco están tomando la forma de un catálogo más que interesante.

Más su mujer, su familia, los amigos y escribir.

Alquien preguntó por qué tantos años sin publicar poesía.

“¿Por qué he vuelto a la poesía? En realidad la pregunta sería por qué me fui de la poesía, Y es porque odio profundamente a los poetas, porque los poetas, los que se hacen llamar poetas tienen tendencia a engolar la voz cuando hablan contigo (,,,)

«Volví a la poesía porque me dí cuenta que ser poeta no era juntarse con poetas y que mis amigos poetas, como el Jaén o como Bea, no van de poetas, van de carpintero o van de limpiadora o van de cervezas y a mí ir de cervezas me gusta. Y por eso volví a la poesía, poque dije, esto es una estupidez lo que estoy haciendo, me estoy negando una parte de mí. Y también creo que me quedé sin cosas que contar. Y llegó Elia. Comprendí que la vida estaba un paso más allá, que la vida era algo más que mi ombligo. Y ahí volví a la poesía”

A viva voz

La presentación del libro fue un acto emotivo. Tanto Carmen Moreno como la actriz Charo Sabio recitaron varios poemas, a veces con la voz quebrada, a veces, dejando que en el silencio rebalsara ese eco interior que dejan los versos.

Al final de la grabación de oye la voz de la pequeña Elia leyendo con su madre unos versos para espantar, juntas, los monstruos.

Porque los monstruos no solo asustan a los niños. En las palabras de la poeta es así:

“Elia es lo mejor que me ha pasado en la vida y también es el mayor miedo que he tenido en la vida y que creo que voy a tener (…)

Todo eso tenía que contarlo en el libro, todo ese proceso de “Elia, cariño, yo te quiero con locura pero, qué miedo ¿no? Y que responsabilidad tan grande es tenerte en los brazos y que alegría tan inmensa”.

Elia. Carmen Moreno
Prólogo de Cristina Fallarás.
Cazador de ratas. Colección “Viento verde”. 2021

Nota del editor: La grabación incluida aquí no está sujeta a la licencia Creative Commons de este sitio web. Los derechos de autor pertenecen a Carmen Moreno, quien ha autorizado su reproducción.

Tú dirás

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.