Estatua de Hércules en Cádiz

Cádiz y los mitos

Pasear una ciudad tiene sus secretos. Hay quien prefiere dejarse llevar por la sorpresa y vagar sin rumbo y hay quien necesita que le enseñen las calles y rincones, sus misterios y sus mitos. Cádiz es, sin duda, una ciudad mitológica, por historia y por leyendas.

Para que el mito cuaje se necesita tiempo y de eso Cádiz tiene una reserva de cientos de años en la mochila. Así que no es de extrañar que si un historiador rebusca entre los años y los legajos, aparezca material suficiente para escribir varios libros al respecto.

El último que se ha puesto en la tarea es Javier Fornell, historiador y autor literario (Llamádme cabrón. Historia de un pirata, Lanza y oro) que ha espigado una veintena de historias de entre los dos centenares que lleva recopiladas sobre el asunto y las ha reunido bajo el título Guía mitológica de Cádiz.

Las míticas murallas de Cádiz
Paseo sobre las Murallas de San Carlos

Para dar a conocer la obra, Fornell, que tambien trabaja como guía turístico, decidió hacer una visita guiada por algunos de los lugares relacionados con estas historias que cuenta en el libro. Así que una tórrida tarde de agosto convocó a quien se quisiera sumar al paseo. Y allí nos fuimos medio centenar de curiosos y nos dividimos en dos grupos para poder oír las explicaciones del autor y de su ayudante.

Empezamos en compañía la gran estatua de Hércules, mito fundacional de Cádiz, que se alza en la trasera del Monumento a las Cortes de 1812.
Bajo la mirada impasible del coloso de piedra Javier Fornell cuenta el mito del semidiós, pero a continuación propone la historia más plausible de la fundación de la ciudad, atribuible a la civilización fenicia, que puso a Gadir, como ya lo eran Cártago y Tiro, bajo la tutela del dios Melkart.

“Son más de tres mil años de historia y eso quiere decir que más de mil están metidos en la bruma de la leyenda”, dice Javier Fornell.

Al mismo tiempo, en el otro grupo, se van conociendo detalles del monumento y de la historia de libertad y resistencia —y también de histórica resignación como se vió poco después de promulgada aquella Pepa— que reflejan sus figuras e inscripciones.

Hasta que llegó Napoleón

Esta guía mitológica, y nuestro recorrido no es más que una muestra, abarca un periodo de tiempo que va desde la fundación de Cádiz hasta la guerra con los ejércitos de Napoleón Bonaparte, durante la que se promulgó la Constitución de 1812, popularmente conocida como La Pepa.

En sus páginas están reunidas dos decenas de leyendas, mitos e inlcuso historias de fantasmas escogidas por el autor con el criterio de representar mediante todas ellas este periodo de la historia de la ciudad.

Posiblemente sea la primera presentación de un libro que se haya hecho en Cádiz dándose uno un paseo, costumbre literaria donde las haya que aligera la circulación de la sangre y aviva el pensamiento y la memoria.

Así que de la plaza de España nos fuimos a las Murallas de San Carlos, otro lugar señero de la historia de la ciudad y de su relación con el mar, por dónde ha venido todo lo bueno y todo lo malo que ha forjado el carácter, las cicatrices y la sonrisa socarrona de este pedazo de tierra andaluza.

Siguiendo por la Alameda Apodaca, llegamos hasta el monumento al Marqués de Comillas, para finalizar frente a la puerta del Museo provincial, depositario de las pruebas históricas que corroboran que lo que aquí ha pasado se sitúa en un plano legendario, pero sin dejar de ser verdad.

Guía mitológica de Cádiz. Javier Fornell
Kaizen editores, 2021.

Tú dirás

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.